Ventajas de una atención auditiva profesional y personalizada

1.

Porque no hay dos sorderas iguales, y la forma en que percibimos los sonidos es única, como nuestra huella dactilar

2.

Las preferencias personales de sonido son un elemento tan fundamental como el audiograma a la hora de crear la mejor solución auditiva personalizada, pudiendo adaptarse los audífonos a las preferencias de cada usuario.

3.

El empleo de preguntas y experiencias de escucha  ayuda a nuestros clientes a expresar sus preferencias, y nos lleva mucho más allá del audiograma al entrar ya en sus gustos personales sobre sonido, en saber cómo funciona el sistema de percepción de cada cliente, y cómo procesa la información.

4.

El resultado es la mejora en  la aceptación inmediata de los audífonos, y la satisfacción a largo plazo del usuario.