Parece una palabra extraña pero es un término más común de lo que se podría pensar ¿Sabes que hay medicamentos que afectan negativamente a tu oído? Es decir, son medicamentos ototóxicos.

La ototoxicidad es el efecto nocivo, reversible o irreversible, producido sobre el oído por diversas sustancias denominadas ototóxicas y que afectarán a la audición o al equilibrio.

De esta definición se excluyen las sustancias que actúan a través de la circulación sanguínea cerebral o de los mecanismos centrales de la audición, que se consideran sustancias neurotóxicas y no ototóxicas.

El número de sustancias perjudiciales para nuestros oídos ha aumentado, debido a la cantidad de productos que pueblan el mercado farmacéutico, que cada día crece más.

La peligrosidad de los síntomas radica en que pueden afectar tanto a la audición como al equilibrio, produciendo mareos y otro tipo de efectos como sordera, hipoacusia y acúfenos.

Si consumes alguno de los medicamentos catalogados como ototóxicos, te rogamos que lo pongas en conocimiento de tu médico de cabecera, a fin de poder preservar al máximo tu audición, y siempre y cuando el médico determine que es posible la sustitución de dicho fármaco por otro sin que tu salud o tu tratamiento se vean gravemente afectados.

Pinchando en el siguiente enlace podréis acceder a una lista actualizada de medicamentos o principios activos de estos, de carácter ototóxico, elaborada por Pilar Lalueza Broto y Lourdes Girona Brumós, farmacéuticas especialistas en Farmacia Hospitalaria en el Hospital Universitari Vall d’Hebron, Barcelona.

¡Síguenos!

Twitter: @Inesa_Audifonos

Facebook: www.facebook.com/inesaaudifonos