El verano ya está aquí y tanto si eres uno de esos afortunados que en unos días o semanas estará disfrutando de la playa como si te quedas en una ciudad entre asfalto humeante, esto te interesa.

Hay un enemigo silencioso de nuestros audífonos. Llega de repente, por ejemplo, durante una idílica tarde estival mientras nos sentamos en un banco en la costa para contemplar el mar. Parece imposible que nada pueda alterar esta instantánea… pero resulta que estamos a 40 grados a la sombra sudando la gota gorda y precisamente eso, el sudor, puede ser un fastidio así como la humedad del ambiente.

No hay cosa que más perjudique a nuestros audífonos que la humedad pero tranquilos, hay una cura para ellos. Primero, la solución más accesible y además, satisfactoria, son las cápsulas deshumidificadoras. Son muy sencillas de utilizar: cogemos el recipiente en el que dejamos nuestro audífono cuando nos vamos a dormir y colocamos la pastilla dentro con él ¡Y ya está! ganamos la batalla a la humedad.

En segundo lugar, para un cuidado más completo, se utilizan unas cámaras higiénicas que realizan tres funciones muy importantes:

-Secado eléctrico de los audífonos.       IMG_4591

-Limpieza higiénica con luz UV-C.

-Conservación ideal y segura.

Ya no hay excusa para no echarse unas carreras, dar un buen paseo bajo el sol (siempre bien hidratados y con algo que nos proteja la cabeza) o de disfrutar de unas buenas vacaciones al borde del mar con nuestros audífonos ¡No hay por qué perderse ni un detalle de esta vida!

P.D.: Los dos productos contra la humedad puedes encontrarlos en Inesa Audífonos. Ven y te asesoramos 🙂

¡Síguenos!

Twitter: @Inesa_Audifonos

Facebook: www.facebook.com/inesaaudifonos