El ruido es uno de los grandes enemigos de nuestros oídos y tendemos a no darle importancia a toda la contaminación acústica que nos rodea.

 

Quizás eres un clásico de la música indie y te pirras por ir al Festival de Benicàssim o eres más del BBK. Aquí no vamos a juzgar los gustos musicales. Si vas es para pasártelo bien y disfrutar al 100% pero con seguridad y hay unas precauciones que (casi) siempre pasamos por alto ¿Es que nadie va a pensar en los oídos?

Son el principal instrumento que nos permite darlo todo al ritmo de Arcade Fire o The Chemical Brothers y se merecen un respeto ante los decibelios excesivos. Y ¡ojo! Que no te duelan no significa que no estén siendo dañados.

A partir de 80dB, nuestros oídos están sufriendo y en un macro festival ese umbral se supera con creces. Hay algunos trucos que puedes poner en práctica para que no se te chafe la euforia estival:

-Eres su fan número uno, nos queda claro, pero intenta no ponerte en primera fila, pegado a los altavoces y a los instrumentos ¡Cuanto más atrás mejor!

-Si entre concierto y concierto te das una vuelta, descansas tu audición y tus oídos te lo agradecerán.

-Los tapones anti ruido a medida son tu gran aliado. Están pensados para proteger el oído ante ruidos de alta intensidad. Sirven tanto para los músicos como para el público. Nosotros te tomamos las medidas, los mandamos al laboratorio y en unos días los tienes listos para combinar con tu modelito festivalero, porque los hacemos en todos los colores.

Que nada se interponga entre tú y la música 🙂

¡Síguenos!

Twitter: @Inesa_Audifonos

Facebook: www.facebook.com/inesaaudifonos