Alguna vez habrás escuchado un pitido extraño de procedencia incierta o quizás sí sabes de dónde sale, de tu oreja, pero no entiendes por qué pasa ¿Por qué pitan los audífonos?

 

Te acechan en el ascensor, en un vagón del metro o viendo una exposición. Un curioso pitido continuo que parece salir de la nada y es difícil de localizar. Simplemente es la prueba fehaciente de que muy cerca de nosotros hay alguna persona que lleva audífonos y que están funcionando.

Cuanto más antiguo es el audífono, más riesgo hay de que emita pitidos molestos. Más aún sí se trata de audífonos con tecnología analógica.

Con los actuales audífonos digitales, el ‘feed back’ (alimentación de vuelta), que es como se denomina el efecto que producen estos pitidos, es casi inexistente, cosa que agradecen no solo los usuarios sino toda la gente que les rodea.

La causa de que se produzcan estos pitidos es que se acopla el micrófono del aparato. Es un efecto de retroalimentación. «Este ruido, a modo de silbido de tonalidad alta muy molesto, es debido a que el sonido amplificado y transmitido al auricular, retorna por este siendo nuevamente aumentado, o sea que se crea un círculo vicioso del micrófono al auricular y del auricular al micrófono y así sucesivamente», describe Gonzalo de Sebastián en el libro ‘Audiología práctica’.

En Inesa te adaptamos tanto audífonos analógicos como digitales porque lo importante es que elijas lo que mejor vaya contigo y con tu estilo de vida.

¡Síguenos!

Twitter: @Inesa_Audifonos

Facebook: www.facebook.com/inesaaudifonos